Desde 1988 activos a nivel internacional en la gestión de residuos

Todo empezó con la idea de ayudar a Angola a salir de su situación después de la guerra civil. En el año 1988 Dieter Nehlsen, por entonces dueño de la empresa Nehlsen dedicada a la gestión de residuos con sede en Bremen, fué el fundador de este proyecto. Dieter Nehlsen mandó a cuatro de sus empleados a Angola, entre ellos también a Peter Hoffmeyer, hoy presidente de la Nehlsen AG. Conjuntamente fundarón la empresa Rodiek & Co. GmbH. Hasta el año 1991 la empresa se ocupó de la reconstrucción de la gestión comunal de la recogida de residuos en Luanda, la capital de Angola.

Durante la primera etápa del proyecto, Rodiek se encargó de la completa adquisición del equipamiento necesario para la recogida de los residuos y de la formación del personal. Además construyó un taller para aprox. 90 empleados para la reparación y el mantenimiento de los vehículos de recogida. Finalizado este proyecto le siguierón otros, no solo del gobierno Angolano, sino también de otros paises como Cuba, Polonia, Letonia, Bulgaria, Tschekoslovaquia y Sudafrica.

basura acumulada en las calles de Luanda, en Angola.